sábado, 31 de marzo de 2007

LAS IDEAS MEJORAN LAVAPIÉS

Algo ha empezado a cambiar. Los vecinos de Lavapiés hemos pasado de la frustración a la acción, hemos alzado la voz, hemos perdido el miedo. Hemos demostrado que los problemas del barrio tienen solución si nos lo proponemos. Y estamos decididos a conseguirlo. Gracias a esa voluntad de sus habitantes, Lavapiés hoy está más cerca de vencer el abandono y la degradación que lo asolan y convertirse en el entorno digno, plural y de convivencia que todos soñamos.

Hemos sacado a la calle nuestra indignación; hemos firmado contra la venta de droga, la delincuencia y la suciedad; nos hemos concentrado con alegría y optimismo en la plaza; hemos acudido al pleno municipal a exigir soluciones. Ahora toca seguir denunciando lo que no nos gusta de nuestro barrio y proponer entre todos ideas en positivo para mejorar Lavapiés.

Dediquemos estos días de descanso a pensar cómo nos gustaría que fuese nuestro barrio, qué necesidades tiene, qué soluciones mejorarían la vida de los vecinos. Envía tus propuestas a vecinosdelavapies@gmail.com y se las haremos llegar a los responsables públicos. Todas las ideas cuentan.

Vecino, hemos demostrado que nuestro poder es nuestra palabra. Utilízala. No pases ni una. Llama al 091 cada vez que observes un punto de venta de droga o una situación delictiva. Avisa al 010 cada vez que veas un punto de suciedad o un cúmulo de basura en la calle. Escríbele a los responsables públicos implicados en los males del barrio y cuéntale cómo está Lavapiés. Infórmale, con pelos y señales, de los lugares exactos donde hay venta de droga, suciedad y lo que consideres digno de denuncia. Éstas son sus señas:

Alberto Ruiz Gallardón. Alcalde de Madrid. Plaza de la Villa, 4. cestudios@munimadrid.es
Luis Asúa. Concejal del distrito Centro. Plaza Mayor. asuabl@munimadrid.es
Pedro Calvo. Concejal de Seguridad. Plaza de la Villa, 4. dgseguridad@munimadrid.es
Ana Botella. Concejala Ass. Sociales. Ortega y Gasset, 100 dgservsociales@munimadrid.es
Paz González. Concej, de Medio Ambiente. Recoletos, 12 cgmedioambiente@munimadrid.es
Juan José García. Instituto del Menor. Gran Vía, 14: immf@madrid.org
Soledad Mestre García. Delegada del Gobierno. Miguel Ángel 25. Madrid

Si a ti también te preocupa el barrio, piensa, actúa, muévete.

25 comentarios:

Vecino del barrio dijo...

Hola a todos. Las diferentes reuniones que hemos ido teniendo vecinos de Lavapies con autoridades políticas, de seguridad ciudadana, y de servicios sociales nos están dejando con la inquieta sensación de que o no saben o no pueden o no quieren mostrar soluciones realmente eficaces y permanentes. No es mi intención querer desalentar ni despreciar el trabajo de aquellos responsables y agentes de servicios sociales y de seguridad que sí nos consta que están redoblando sus esfuerzos últimamente. Pero vemos que nos va a tocar a los vecinos contribuir a definir propuestas y soluciones reales a problemas reales que conocemos mejor que nadie.

Ya hemos denunciado la situaciones alto y claro. Hasta ahora lo único que vemos son soluciones temporales o tipo "parche" con medidas tradicionales como las de siempre. Tenemos muchos vecinos muchas dudas de que esto vaya a solucionar los problemas de inseguridad a medio y largo plazo.

No se si será cometido de los vecinos o debiera de ser de los profesionales y especialistas dedicados a ello, pero parece que no nos va a quedar otra que definir y reivindicar propuestas entre todos los que nos vemos afectados y conocemos de primera mano los resultados de las diferentes acciones que las autoridades han ido tomando.

Es posible que ante relativamente nuevos problemas de nuestra sociedad necesitemos nuevas y creativas soluciones. Lavapiés reune muchas características que tal vez estén necesitadas de proyectos innovadores y alternativos a los de siempre. Pero a esta altura de la película creo que hemos dejado claro que tendrán que contar con la participación de los vecinos, que "algo" conocemos las necesidades y carencias del barrio, pero también sus cualidades.

Para dar ejemplo, ahí va una propuesta: Necesitamos agentes de calle de los servicios sociales que tengan la capacidad para coordinar recursos sociales de todo tipo, bien comunicados con agentes de policía de barrio (de verdad, de barrio). Los vecinos necesitamos agentes de este tipo a quién podernos dirigir cuando vemos o sufrimos lo que vemos o sufrimos demasiado a menudo. No creo que hicieran falta muchos, si hacen bien su trabajo.


Vecino del barrio

Anónimo dijo...

La situación del barrio es insostenible. ¿Dónde están los servicios sociales? Según las noticias que tengo muchas empresas y asociaciones se reparten el botín, pero ¿Quién ha redactado el llamado "Informe Lavapiés 54"? ¿por qué tiene este nombre? ¿por qué los menores y jóvenes que venden droga en la calle y plaza Lavapiés son definidos como "una de las partes de un conflicto con los vecinos"?
¿Es que l@s profesionales de este sector no entienden que esta definición les posiciona en una situación diferente a la que realmente se requiere? ¿Es más fácil tildarlos como una parte que hacer una intervención real y efectiva sobre los chavales para evitar su deterioro físico, psíquico y su vinculación a la red de tráfico de drogas y productos robados que existe en el barrio?
En mi opinión, esto es una falta de responsabilidad intolerable de las instituciones que gestionan el distrito y que deberian ser consciente de una situación, que si bien no generan, dejan que se cronifique sin activar los recursos necesiarios para cumplir sus propias fucniones y objetivos.

¿Qué tenemos que pensar l@s vecin@s de Madrid sobre este tipo de situaciones? Quedo a la espera de que me pidan su voto, Señor@s polític@s, y también de que los sindicatos nos pidan su comprensión ante la lastimosa situación de l@s trabajador@s de nuestro inútil ayuntamiento. Venga ya!

Anónimo dijo...

Ante algunos mensajes que leo, y que respeto, lo único que digo, es que nos dejen intentarlo, ya que los responsables no hacen lo que tienen que hacer.
Puede que nos equivoquemos en algunas cosas, pero al fin y al cabo somos (sois, yo ya me incluyo, aunque no os conozco) un grupo que queremos conseguir un barrio limpio, cuidado, y en el que quepan todos aquellos que respetan al resto..., el que quiera otro tipo de barrio, que se junte, que hable, que se mueva, que discuta..., como estamos intentando nosotros, uniéndonos a vecinos de lavapiés, ya que sí estamos de acuerdo con ellos.
Así que ánimo y adelante...

Patricia

vecino del norte dijo...

Buenas. Tomo ejemplo de vecino del barrio y hago algunas propuestas:

1.- Que se acaben las redadas absurdas y masivas de la policía que sólo buscan identificar vecinos irregulares, que no solucionan nada y que generan mucha inseguridad entre un importante número de vecinos (los inmigrantes)

2.- Que al menos uno de los edificios de viviendas de propiedad pública que se encuentra vacío en el barrio se destine a pisos tutelados para menores en situación de riesgo. Que dichos pisos sean gestionados por alguna asociación de reconocido trabajo en ese campo y que no se exija la identificación de los menores para su ingreso. Los bajos del edificio podrían usarse para talleres ocupacionales y educativos. La gestión y el proceso de integración de los chavales podría estar a su vez tutelado por gentes del barrio que trabajan en el seguimiento de este tipo de situaciones, como por ejemplo "las ferrocarrileras" Y por supuesto, que cesen de inmediato las deportaciones.

3.- Que se pongan educadores sociales los fines de semana, a partir de las 10 de la noche y hasta las tres o las cuatro de la madrugada, para informar (y educar) a las gentes que vienen al barrio a tomar una copa de que la calle no es el mejor sitio para mear o para cantar una ranchera. No estaría de más en cualquier caso que se instalasen algunos urinarios públicos.

Otro día más. Un saludo.

Anónimo dijo...

hola a todos soy una canaria y me siento muy identificada con ustedes aqui en mi edificio tambien se vendre droga y no por menores y que hace la policia nada porque ellos tambien estan en eso o eso pienso yo pq ya me diran ustedes que hacen redadas y los coge con drogas encima y que no hagan nada
luchen por su barrio y no se dejen vencer
saludos desde gran canaria

Anónimo dijo...

Quiero dar las gracias,a todos los vecinos,que se estan moviendo e involucrando en esta historia.gracias por venir a la plaza gracias por venir a la junta municipal,recordar que el proximo 23 de abril debemos volver a la junta municipal.Siento mucho la indignación que teneis,cuando el presidente de la mesa dice,han bajado los incidentes,el parque del casino es una maravilla etc etc. Pero os pido porfavor que no respondamos con insultos ni faltando al respeto,demosles una lección de como se debe actuar.Por supuesto sin dejar de contar lo que vemos y padecemos en nuestro barrio.
Por favor si deverdad os importa el barrio venir,que no crean que nos da igual no poder vivir en comunidad .

Mario dijo...

Estimados vecinos:

Aquí os incluyo otra idea:

Colocar en los puntos más duros del barrio cámaras de vigilancia. Pueden ser de la policía o puede ser una "Webcam" de esas conectada permanentemente a Internet. Hay dos o tres puntos en el barrio, como la esquina entre c/ Lavapiés y Pl. de Lavapiés, que en si mismos atraen a delincuentes y atracadores porque son lugares por todos conocidos de venta de drogas. Sería necesario que dejasen de existir lugares "chiringuito" de delincuencia e impunidad en el barrio.

Mario

Anónimo dijo...

llevo exactemente una semana en el barrio. he visto 2 peleas, una de ellas con intervención de la policia y ambulancias.
creo que es gente que no vive en el barrio y vienen a trapichear. las broncas derivan de la invasión de territorio por otros camellitos.
me despiertan los gritos y el alboroto por las noches (y eso que me acuesto tarde). No me importa que haya extranejros, que vendan droga, que beban, que hagan lo que les de la gana, la calle es de todos, pero que no molesten,coño!. les molesto yo a ellos? me pongo a gritar debajo de su casa?me meo yo en su portal?

Anónimo dijo...

Hola a todos:

Creo ques ería buena idea utilizar uno de los edificios vacios con los que cuenta el ayuntamiento para pisos y talleres para menores marroquies que no tienen otra cosa que hacer con su vida que vender hachis o meterse pegamento porque no tienen un duro para enviar a sus familias y se sienten fracasados ante la sociedad. Para ello sería fundamental que la comunidad marroqui del barrio colaborase. Ellos estan estabilizados en Madrid y conocen las caracteristicas sociales de estos chavales. Ellos van a seguir estando en el barrio porque Lavapies es un pedezo de Marruecos en Madrid y no tienen otro sitio donde ir...me da tanta pena verles rompindose el cerebro con ese pegamento...Igualemte debería haber talleres de este tipo para los mayores de 40 años alcoholizados que malviven en la plaza. La mayoría venden objetos robados con cuyas ganancias compran el alcohol. Por la mañana están como una rosa, pero a medida que van pasando las horas su deterioro va a más hasta que se pegan por el rincón más caliente de la plaza para echarse a dormir. Sería bueno reunirse con Ana Botella que es la que tiene que poner la pasta. Lavapies tiene la suerte de ser un crisol de gentes, culturas, status, pero hay otros barrios mucho más marginales que no tienen nadie que les escuche...no se quien dicta las prioridades...el caso es que es una pena que el centro histórico de Madrid esté en esta situación. Saludos.

pete dijo...

Creo que debiera comenzar a importarnos no sólo el tema de que nos molesten a nosotros (con el ruido, la suciedad...).

Los problemas personales... ¿Juzgar al que vende, al que consume, a la sustancia? las sustancias en sí mismas no son los problemas de fondo; los verdaderos problemas de fondo son las historias detrás de todo ello...

Pensar que el que quiera comprar, pues que compre en la calle, o que el que quiera vender que venda en la calle, "mientras no moleste a nadie" (que yo vea) es pensar de forma reducida (sin ánimo de ofender a nadie).

Quién ha pensado en lo que la venta de la droga financia en otros países y en éste (guerras, mafias, emigración forzada, desplazamientos). Después del 11-M se insinuó (no se si fue cierto o no), que parte de la venta del hachís fue una forma de financiamiento de los que pusieron las bombas, en Afganistán la venta de amapola para extractos de opiaceos financia no sólo a familias pobrísimas sino financiando las armas que compraron los talibanes, en Colombia sabemos que del tráfico de cocaina (no de la hoja de coca de la que se pueden extraer miles de buenos productos) se financian políticos corruptos, narcos, guerrilla, paramilitares, etc.

Y desde otro punto de vista mientras no sea legal el consumo y la venta se está pagando a gente, mafias, corruptos que se lucran de las desgracias e historias como estas; y por supuesto, de los chavales ¿y mayores? que venden y consumen a sus anchas en la plaza de Lavapiés.

Si alguien cultivara en su terraza una planta de María, que sabe de donde procede y que mano la regó con agua pues adelante... ¿pero si no?

El ruido, la suciedad, la droga, el abandono no es un problema contra mí o contra tí en particular; es el resultado de una cadena de "desgracias aceptadas" y por lo menos no tendríamos que pasar de ellas por que no las veamos hoy, porque probablemente nos afecten mañana. Ánimo compañeros

chema dijo...

vivo en lavapies desde hace 15 años, y aunque nunca fue un barrio lo que se dice cuidado siempre tuvo ese encanto de ser un pequeño pueblo en el centro de una gran ciudad, desde hace un tiempo la degradacion del barrio mas castizo y popular va en aumento, y el problema no viene por parte de los politicos e intituciones, sino mas bien por los habitantes del barrio que nunca hemos tomado a tiempo medidas,demostrando una debilidad alarmante que esos indeseables han sabido aprovechar, ahora se han subido a la chepa, y ni los politicos y mucho menos los habitantes de lavapies tienen capacidad para que la situacion vuelva a una normalidad. Nos están acostumbrado a ver mendicidad, pobreza, marginalidad, suciedad, desorden etc, etc, ya forma parte de nuestra vida cotidiana, y ese es el problema, lo "aceptamos" y convivimos con la miseria y pienso que la mayoria lo ve como algo normal, yo me niego a aceptar las reglas de esa gente a la que no les importamos la gente normal. Trabajo, madrugo mucho (como todos), pero no me puedo aceptar que la priemera imagen que veo cuando salgo de casa sea lo que nadie quiere tener, borrachos, drogadictos, basura, delincuentes, meadas, mierdas....... y luego esa gente que se preocupa(hipocresia social)por solucionar el mundo, cuando no saben solucinar lo que esta a su lado.Movanos juntos y unidos.....quizas estemos a tiempo de solucionarlo.

ana luisa dijo...

Propuestas y sugerencias:
Seguimos con el trasiego de tráfico como si nuestro barrio no fuera un Área de Prioridad Resaidencial. No entendemos la postura de los comerciantes y hosteleros. Nos parece un descaro que todos los vecinos tengamos que pagar con nuestra salud para que ellos hagan más caja, dado además que no estamos de acuerdo con su planteamiento de " a más vehículos, más clientes". En realidad somos los habitantes de a pie los que resolvemos su día a día y nos merecemos la consideración y el respeto suficientes para convivir sin humos ni ruidos. Si además es una normativa de carácter municipal ¿ a qué esperamos para aplicarla ?.Nuestro barrio etá suficientemente bien comunicado como para prescindir de los mayores agentes contaminantes de la ciudad: los coches.

ana luisa dijo...

Propuestas y sugerencias:
Seguimos con el trasiego de tráfico como si nuestro barrio no fuera un Área de Prioridad Resaidencial. No entendemos la postura de los comerciantes y hosteleros. Nos parece un descaro que todos los vecinos tengamos que pagar con nuestra salud para que ellos hagan más caja, dado además que no estamos de acuerdo con su planteamiento de " a más vehículos, más clientes". En realidad somos los habitantes de a pie los que resolvemos su día a día y nos merecemos la consideración y el respeto suficientes para convivir sin humos ni ruidos. Si además es una normativa de carácter municipal ¿ a qué esperamos para aplicarla ?.Nuestro barrio etá suficientemente bien comunicado como para prescindir de los mayores agentes contaminantes de la ciudad: los coches.

Anónimo dijo...

A ver si Rafael Simancas gana la Autonomía de Madrid, que promete solucionar en consenso con los vecinos los problemas de la infravivienda, que me da a mí que de ahí vienen los más graves problemas de Lavapiés.
Promete consensuar con los vecinos una solución, no imponer "soluciones" que son peores que la enfermedad.
Salud.

Vecino del Norte dijo...

Querido Chema:

La verdad, no sé muy bien qué has estado haciendo estos últimos 15 años. La pobreza ha estado en este barrio siempre, en estos últimos 15 años y mucho antes. Este barrio se creó con gente pobre (era un arrabal), creció con gente pobre que venía del campo (te recomiendo que veas la película Surcos si es que no lo has hecho) y así sigue. Aunque ciertamente cada vez menos pobre, y no porque la gente "prospere", sino porque cada vez hay menos sitio para la pobreza entre tanta excelencia.

Esa "gente" que no consideras "normal" es tan del barrio como tú, muchos han nacido aquí. Identificar "normalidad" con tener dinero es desde luego una visión muy simplista de este mundo, en el que lo normal es que el dinero lo tengan unos a costa de que otros no lo tengan.

No me entiendas mal, no me resigno a que haya gente que tiene que vivir en condiciones lamentables, en infraviviendas miserables, tirados en la calle... pero no creo que la opción sea "barrerlos", considerarlos indeseables, extraños...

Si tengo que optar entre un barrio en el que ellos estén como están, porque no tienen otra salida, y un barrio en el que tú te encuentres agusto y confortable, no lo dudo, siempre con ellos.

Extraña manera la tuya de buscar unidad entre los vecinos, insultando a una parte de ellos.

Te propongo un trato: yo no intentaré solucionar el mundo de esa manera que tú llamas hipócrita y tú dejas de ser el juez del bien y del mal ¿vale? A lo mejor, así, podríamos intentar juntos y con otros comprender algo de lo que pasa a nuestro alrededor, tan solo unos metros más allá de nuestro ombligo.

No te llamaré indeseable, como tú has hecho, porque no me gusta insultar y porque algo o alguien es deseable o no dependiendo de para quién. De hecho tú (o al menos tu discurso) es de lo más deseable para las políticas que desde las instituciones nos vienen imponiendo desde hace ya muchos años. Políticas absolutamente indeseables para mí, ya ves.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola! Queria comentaros que ayer por la noche volviendo a casa vi que alguien colgo en los arboles acuarelas con dibujos de pajaritos! Creo que esta es la mejor idea para mejorar Lavapies! Eso es Lavapies!! Un saludo y enhorabuena, los pajaritos son muy bonitos!!!

Anónimo dijo...

La pobreza no está reñida con la limpieza, la paz, y la convivencia. Tampoco está reñida con la aspiración del barrio y de los pobre del barrio a prosperar y vivir en un barrio limpio y sin violencia. Un indigente nos decía en la concentración del 24 de marzo que él tambien estaba muy harto de que le robaran continuamente.

Como tampoco los pobres y no pobres del barrio debemos de resignarnos a vivir en la violencia y la suciedad porque "en algún sitio tienen que estar los pobres" y ya se sabe "que la pobreza es así".

Similar discurso, me parece a mi, el que dice que hay que mantener la pobreza fuera porque atrae suciedad y delincuencia, y el que dice que hay que mantener a los pobres dentro porque no tienen otro sitio, aunque tengamos que aguantar su "inevitable" suciedad y delincuencia.

ana maría dijo...

Llevamos desde el año 1985 residiendo en el barrio de Lavapiés. Nos hemos ido acostumbrado a todo tipo de situaciones de convivencia de lo más variopinta. Ha llegado a parecernos habitual que la plaza de nuestro barrio aparezca tomada por indigentes, instalados con todo tipo de mobiliario, desde colchones a taburetes,como si fuera una acampada al más puro estilo "chabolero". Nos resignamos al silencio por temor a ser insolidarios, aún considerando que las buenas relaciones no dependen solo de la buena intención de los vecinos. Pero lo que no podemos aceptar, sin dejar de sentir miedo e inseguridad es lo que le ocurrió ayer a las siete de la tarde a mi marido, en plena calle Lavapiés, de regreso de su trabajo a casa. Se le acercaron dos fornidos "muchachotes", de aspecto marroquí para ofrecerle "costo ".Mientras uno le despistaba con la oferta, el otro, con gran destreza, había metido su mano en el bolsillo de la chaqueta. Afortunadamente, mi marido tuvo la suficiente sangre fría para controlar la situación y pudo retirar la mano a tiempo, explicando a su vez que no fumaba y por tanto, no requería de sus servicios. ¡Hay que ver "las tablas" que nos da vivir en el barrio, para manejar situaciones de conflicto con total elegancia! (Aunque la procesión vaya por dentro y el estado de tensión permanezca en el recuerdo). No nos creemos que no puedan atajarse estas situaciones. No nos resignamos a la indefensión y abandono al que nos condenan los responsables municipales, ni a su incapacidad para dar respuesta y prevenir la degradación del castizo barrio de Lavapiés.

Anónimo dijo...

Vecino del norte,
Nada más simplista y manoseado que tu afirmación de que unos tienen dinero a costa de que otros no lo tengan; simplista y falso, al menos en el capitalismo.
Si cada vez hay menos sitio para la pobreza es porque la gente prospera, es bastante evidente. ¿O tampoco te parece que hemos prosperado en este país?
Yo no he visto esa película, pero he leído algo de historia sobre el barrio. Había gente pobre, pero más gente trabajadora; humildes y no muy pudientes, pero trabajadores.

Andrés dijo...

Vecino del Norte, todos tus comentarios, siempre han sido críticos y a la vez respetuosos por eso los consideramos constructivos y siempre se han publicado, aunque no estemos deacuerdo en ciertos matices (sinceramente creo que sentándonos a hablar nunca serían cosas de fondo); necesitamos que sigas en esa misma línea.

Esta discusión que se inició a partir de un comentario que creemos desafortunado (al hablar de "indeseables"), creo que Chema no quiso hablar de personas "menos dignas que otras", porque la convocatoria "Lavapiés NO PASA" va por otro lado...

Como bien repetimos siempre hay actitudes y actividades que queremos desterrar y NUNCA PERSONAS. Discutir sobre si es una "virtud" en sí misma ser pobre o que es un "defecto" en sí mismo tener un poco más, no nos lleva más que a enfrentamientos. No somos precisamente los vecinos de Lavapiés el reflejo de la lucha de clases, como muchos quieren ver...

Aquí lo que se pide por parte de un@s vecin@s es "educación, civismo y seguridad" y por tu parte (y la de otr@s más) entiendo que piden más "solidaridad y sensibilidad social". No creo que estén reñidas esas 5 palabras si las entendemos en su justa dimensión.

Como ya he explicado anteriormente es tan riesgoso "criminalizar" como "victimizar", de hecho creo que son las 2 caras de la misma moneda:
pensar que por el hecho de ser Marroquí, Colombiano (o de donde se sea) se es Narcotraficante, es un pensamiento racista, prejuicioso y que criminaliza a ciertos colectivos.

De la misma forma si encontramos en la calle a alguien que vende droga, que roba, que viola, etc... pensar que es un "pobre chaval o un pobre inmigrante que es victima de la situación del mundo y de su país" es una posición Victimista y que no ayuda a otros inmigrantes o personas desfavorecidas que intentan salir adelante. Por otra parte entiendo que el hecho de que una persona viva en un barrio por 20 años, no le da derecho a mearse o a vomitarse en las calles, en mi portal, a insultarme, a hacer de las calles su basurero privado (como no me lo permitirias a mí). Esto no tiene que ver con la compasión, la solidaridad o con no querer ver la pobreza... Tiene que ver con que también hay niños y personas mayores en el barrio, personas que viven, trabajan y quieren disfrutar del espacio público que nos reducen los responsables públicos como tu bien lo comentas.

Si me quieres llamar "egoista" o persona de pensamiento "simple" a mí, por querer sentirme seguro cuando llego a casa, poder sentarme en la plaza sin mancharme de lo que sea o salir a la esquina sin que me ofrezcan "costo" a voz en grito 10 veces al día... no me importa, pero piensa también (desde la misma solidaridad que pides para es@s otr@s vecinos) en las personas mayores, en los inmigrantes trabajadores y en las parejas con niños... ¿acaso ellos si se deben ir del barrio, para que esto termine convirtiendose en un guetto?

No me he visto Surcos pero me gustaría verla contigo y discutir tranquilamente para buscar otras soluciones posibles y repasar algo de la historia que tu conoces.

Somos vecinos dijo...

Por favor pedimos a tod@s los vecin@s y gente que quiera escribir en el blog desde: sus experiencias personales, sus críticas a nuestra convocatoria, o sus denuncias y apoyo a esta... que tratemos de no buscar la ofensa, el agravio fácil o el inteligente, el sarcasmo y la culpabilidad; sino el encuentro de ideas, la construcción o por lo menos la crítica constructiva. No estamos jugando con nuestros orgullos personales sino con situaciones muy complicadas, con historias de personas, y la descalificación del otr@ genera retraimiento, rencor y desencuentro. Ante todo somos seres humanos, vecin@s que queremos mejorar las condiciones de tod@s... Busquemos puntos de encuentro.

Vecino del norte dijo...

Anónimo:

No me voy a meter en un debate sobre el sentido del capitalismo porque seguro que saldría un mensaje un poco largo, pero a mí me parece evidente que si un pais (o una ciudad) es capaz de producir una cantidad determinada de (llamemosle) riqueza, si unos, sean pocos o muchos, tienen poca riqueza otros tendrán más y algunos, normalmente unos pocos, mucha. Quizás es mérito de esos pocos que tienen mucha, quizás es producto de su esfuerzo... yo no lo creo.

Por otro lado hacer una distinción entre gente pobre y gente trabajadora creo que no es muy ajustado. Es tan cierto que hay gente trabajadora que no es pobre, como que muchos trabajadores lo son. No son dos "clases", sino en todo caso una clase y una (mala) situación económica y social.

Y no, no creo que hayamos prosperado en este pais.

Andrés:

Efectivamente, ser pobre no es una virtud, sino una desgracia. Yo no pretendo victimizar a nadie, entre otras cosas porque los adjetivos sirven para bien poco en situaciones así. Claro, me encantaría que desapareciesen los pobres y todas sus "molestias" añadidas, pero la pregunta es la de siempre ¿como? Sí, ya se, "que actúen los servicios sociales" Perfecto, mi apoyo al 100%, que actúen, que les (nos) den cobijo, que les (nos) den dinero, que les (nos) den espacios de socialidad que no sean la puta calle o espacios mercantiles... Eso sí, si los servicios sociales no les dan todo eso, si no les dan aquello que los saca de la calle ¿que hacemos?

Pregunta retórica, claro, porque la respuesta ya la habéis dado (al menos algunos): no queremos desterrar personas, así que o los "educamos" nosotros, tarea complicada, o a seguir reivindicando hasta que este mundo (o esta ciudad, o este barrio) sea un poco menos injusto. Contad conmigo para ello.

Para terminar. Efectivamente vivir en este barrio 20 años o 50 no te da derecho a nada por encima del que lleva 1 año o cinco minutos, tan solo sería conveniente que cuando hablamos de "los vecinos" incluyésemos a todos, a los de 5 minutos y a los de 50 años, independientemente de si sus hábitos de vida nos gustan más o menos. Y con esto no quiero decir que no haya que buscar pactos de convivencia, claro, que nos permitan vivir de la forma más razonable posible.


Un saludo.

Andrés dijo...

Decía el padre Ignacio Ellacuría (asesinado por perseguir un mundo más justo) que "si lo bueno no es para todos, no lo es para nadie" así que estoy de acuerdo en la búsqueda de un mundo más justo. ¿Cómo? me parece bien que nos puedas comentar tus estrategias que seguro las atenderemos para aplicarlas según se pueda a esta convocatoria.

Pero ahora (aquí y ahora en el barrio) creo que tampoco hay que quitarle dignidad a la pobreza, he visto gente más educada entre la gente pobre, necesitados,etc. que en muchos universitarios y/o estudiantes de a pie que vienen a patear papeleras o a tocar tambores a las 2:00 y 3:00 de la mañana después de su marcha de fin de semana. La educación, el respeto y el civismo no deberían asociarse a: "la gente bien, normal, pija, culta", por fortuna hay mucha gente que dentro de sus necesidades, su falta de formación y su situación precaria sabe como comportarse en sociedad, de manera que su libertad no transgreda la libertad y el respeto al otr@. A partir de ese respeto se puede y se debe ayudar a quien sea...

Si hace falta dar talleres como voluntarios, sentarse a hablar con quien sea, una campaña que exija más y mejores albergues y baños públicos en el barrio, Lugares de trabajo con toxicomanos y alcohólicos asistidos por profesionales, hacer un banco de los pobres con microcréditos, un banco del tiempo o trueque entre profesionales, gente de oficios, amas de casa..., voluntarios para cuidar ancianos, etc. En fin cualquier propuesta adaptada a las necesidades del barrio es bien recibida y entre tod@s se puede poner en marcha ¿Porque esperar a salvar el mundo si podemos mejorar la convivencia en el barrio? ¿de que forma?... entre tod@s la podemos buscar, pero no nos vale con "hasta que se acaben las desigualdades sociales" porque eso desgraciadamente casi imposible. Pero comencemos por algo que tenemos a mano.

Anónimo dijo...

Vecino del norte,
No sólo no es evidente, sino que es totalmente falso.
Tienes errores teóricos y de concepción de bulto y muy básicos; por respeto al llamamiento hecho por los moderadores, y porque no hay tiempo ni es el lugar, no entro en más detalles. Pero tampoco te admito que me des lecciones ni que me perdones la vida.
Desde luego, si no reconoces que este país ha prosperado, es inútil discutir contigo.

Yo propongo recuperar la costumbre de baldear las aceras con agua y lejía o zotal, mientras el Ayuntamiento sigue sopesando concienzudamente venir a limpiar el barrio de cuando en vez.
El martes por la noche oí gritos por la ventana. ¿Agárralo, agárralo!
Vaya, otro tirón, pensé. Y eso que los cuatro bares de la calle estaban llenos.
Leí en un artículo que el otro día le desgarraron la oreja a una chica para quitarle los pendientes.
No sé si hay más o menos inseguridad que cuando llegué, hace quince meses. Desde luego mi sensación de inquietud y de desconfianza ha aumentado.
Saludos

Anónimo dijo...

hola,

Aumentar la lista de puntos conflictivos:

C/ Olivar: robo del interior de coche con rotura de cerradura

C/ Olivar: rotura de la antena de radio de coche