viernes, 21 de diciembre de 2007

‘LAVAPIES OLIMPICO’ DESPEGA: 2.500 VECIN@S HAN VOTADO YA EL DEPORTE-REY DEL BARRIO. ¡PARTICIPA!

Estábamos en lo cierto: en Lavapiés triunfa el espíritu olímpico. Tres semanas después de poner en marcha la campaña cómico-deportiva LAVAPIES OLIMPICO, más de 2.500 vecinos han votado ya su deporte-rey del barrio. A esta hora, cuatro disciplinas se destacan en el tablero: Meada estilo libre (con 511 votos) parece lanzarse de cabeza a por la medalla de oro. A escasa distancia, Trapicheo con relevos (con 328 votos), pugna en dura lucha con 100 metros cacas (294 votos) y Levantamiento de bolsos (242 apoyos) por hacerse un hueco en el podium. Va a haber emoción hasta el último minuto…

Entre estas cuatro “disciplinas deportivas” tan típicas de Lavapies parece que se van a repartir el medallero olímpico del barrio. ¡Pero cuidado, vecinos!, no hay que descuidarse, porque Burocracia acrobática (136 votos), Esgrima urbano (173) y Triple delito mortal (125) ya estuvieron en lo mas alto del ranking en semanas anteriores y en cualquier momento pueden llevar a cabo la remontada. ¿Quién será el ganador?

Todo depende de ti. En www.lavapiesolimpico.blogspot.com puedes votar tu deporte favorito de Lavapiés y publicar tus comentarios y opiniones. De igual modo, puedes depositar tu voto en cualquiera de las urnas olímpicas que han sido distribuidas por distintos locales del barrio (Estanco - C/ Lavapiés, Bar La Inquilina C/ Ave María, Farmacia - Plaza Lavapiés, Bar La Redicha - C /Lavapiés llegando a C/ San Carlos). Junt@s, entre tod@s, acabaremos por localizar el deporte-rey del barrio. A la vuelta de navidad habrá entrega de medallas.

Recuerda que el objetivo de esta campaña no es otro que señalar una serie de actitudes y situaciones que son negativas para el bienestar del barrio y promover la reflexión de los ciudadanos y las instituciones implicadas en nuestra convivencia. ¿Cómo? Mediante el humor, que es el mejor arma que hay para agitar las conciencias y sensibilizar a las personas. Confiamos que a través de estos logos se hayan sentido aludidos tanto el vecino que se muestra insolidario con la convivencia del vecindario, como el visitante que no respeta nuestro entorno o las instituciones públicas que llevan años y años pasando olímpicamente de Lavapiés.

Esperamos que el importante eco mediático y la gran complicidad vecinal con que ha sido recibida esta campaña esté sirviendo para generar nuevas actitudes que ayuden a mejorar nuestro barrio. Mas adelante propondremos al vecindario nuevas campañas ciudadanas que pondrán el acento en destacar en positivo las grandes virtudes que tiene Lavapiés, que sin duda son muchas, así como en la necesidad de que entre todos cuidemos nuestro entorno. Para exigir un barrio mejor, empezaremos por nosotr@s mism@s.

Pero eso será en 2008. Hasta entonces, feliz navidad, vecin@s, y buena entrada de año.

www.vecinosdelavapies.org

15 comentarios:

Alberto dijo...

Que Lavapies "despuega"??
Menos guasa, compañeros!
Los que despegamos somos los vecinos. Y espero que vosotros también lo hagais antes de que algo más grave os ocurra. Individualmente, claro, como dice algún nuevo vecino que pronto pillará costo en su portal.
Venga ya!
Menos porros y más bronca!

Anónimo dijo...

Por favor, colgad un video que se llama "andando por lavapies" y que está en you tube, en la parte derecha de vuestro blog.
Aquí va una propuesta de cabecera: "los (otros) chicos del barrio".
Estos también molan mucho, eh?
Y son los que cuando encuentren su primer curro y dejen de adobarse en casa de sus padres, querran compartir un cuartito en el barrio.
Gracias chicos, y recordad que a estos hay que enviarles uno de los premios de vuestra olimpiada. Como se ve, son algunos lo que practican.
Aggggggggggggggggg!! no lo resisto!

Anónimo dijo...

Coral de Lavapies
http://www.youtube.com/watch?v=uT7HIenZIxI

Anónimo dijo...

¿Alguien me puede explicar por qué la policía tiene órdenes de quedarse 500 metros más arriba de donde, toda la ciudad sabe dónde, se concentra la actividad delictiva y el mercado de drogas del barrio? Ni la policía lo entiende.

Nunca deja de sorprender con qué impunidad unos cuantos niños drogados venden basura y otros artículos robados y amedrantan a la gente en plena calle.

Anónimo dijo...

En este momento (miércoles 21:33 horas), tenemos más de 10 policías municipales que han venido en 4 coches patrulla, tomando la plaza de Lavapiés. Se están fumando unos cigarritos mientras charlan y hablan de sus cosas (imagino). Mientras tanto, otros dos compañeros suyos charlan en la confluencia de Lavapiés con Jesús y María subidos a sus flamantes motos.
El caso es que a a 60 metros, entre el locutorio y la tienda de chinos de Lavapiés 52, unos 12 camellos están vendiendo costo a gritos mientras inhalan disolvente y riegan de ese puto líquido la calle. La peste es insoportable.

¿qué está pasando aquí? que alguien me lo explique porque es muy muy mosqueante.

Angel dijo...

A todos los vecinos que, como Anónimo (9 de enero), han visto de cerca situaciones como la descrita.

POR FAVOR, ¡DENUNCIAD! (Desconozco si habrá sido el caso en esta ocasión): En comisaría, en el 010, en el teléfono de denuncia de Lavapiés, en el Defensor del Pueblo (se puede poner una queja en Internet), en la web del Ayuntamiento (si se trata de Municipales), en los medios de comunicación como Carta al Director...DENUNCIAD! DENUNCIAD! DENUNCIAD!

Está perfecto que nos mantengamos todos informados a través de este sitio, pero no sirve de nada si nos limitamos a quejarnos aquí y no transmitimos nuestros problemas más allá. Eso es lo que motiva que la administración diga que la delincuencia ha bajado, para ellos sólo existe la estadística.

Sí, es una molestia, no sirve de nada, que lo haga otro, etc, etc, etc. Pero no servirá absolutamente de nada si no consta en algún sitio más allá de esta página.

Por mi pate, mantengo un interesante intercambio de cartas con la Oficina del Defensor del Pueblo. Él me dice que todo está bien, que la delincuencia (por número de denuncias) es similar a la de otras zonas de Madrid. Por mi parte intento rebatírselo.

¿Sabéis que apenas hay denuncias por robos o delitos con violencia en el barrio?

Un saludo, ánimo a tod@s

Anónimo dijo...

Yo sospecho, vamos me apuesto lo que queráis a que lo que realmente pasa (contestando al anónimo del 9 de enero a las 21:37 horas) es que los que mandan no tienen ninguna intención ni voluntad de erradicar el tráfico de drogas, la suciedad galopante y la inseguridad y malestar generalizado de Lavapiés.
Es más que evidente que un puñado de vecinos, con las mejores intenciones eso puede ser, no lo van/vamos a solucionar; ni en un millón de años.
¿Que denunciemos? Perfecto..., ¿y qué? Todos sabemos cómo funcionan las cosas ("funcionan") y el trato que dispensan al ciudadano y a dónde suelen ir a parar todo este tipo de denuncias. ¿Que había un montón de policías mientras al lado estaban los de siempre delinquiendo? Sí, seguro, pero no menos seguro será que tendrán órdenes de tener total pasividad.
Todo lo que hay que denunciar de Lavapiés ya está archidenunciado y todo sigue igual de mal. Y desde luego no sirve esa mamarrachada (que para colmo es falsa) de que te digan que esto está como en otros barrios. Por favor, ya es el colmo de la cara dura.
Ahora para acabar de "arreglar" a los pequeños y medianos comerciantes se va a instalar el salvajismo mercantil, en forma de que todo el centro pueda abrir todo el año, todos los comercios y macro-superficies.
Claro, siempre quedará (siempre, mientras nos sigan toreando de modo tan evidente y facilón, que da pena) el trapicheo de todo tipo de mierdas.
En fin. Nula voluntad, para no variar de los vividores políticos, vividores al margen y a costa de los pobres. Nada nuevo.

Anónimo dijo...

YO también vi ayer el despliegue policial, y pasé por la calle Lavapiés y a pocos metros de la policía es cierto que el olor a disolvente colocaba del número de camellos que había. Me dió mucha impotencia. La verdad es que parecía que los que se escondían eran los policías, para no estar a tiro de vista del grupo de camellos.

El caso es que el lugar es el habitual desde hace unos cuantos años y la policía sabe perfectamente dónde se vende la droga y dónde paran los delincuentes peligrosos. Solo veo una explicación de por qué no estan donde deben de estar.

¿Denunciar? ¿A quién vamos a denunciar? ¿A los traficantes? ¿A los mandos policiales por negligencia o complicidad? Yo no estoy seguro de qué es más peligroso.

Anónimo dijo...

Ahora, vete tú a esnifar pegamento o a trapichear mierda a, qué se yo, por ejemplo la C/ Serrano o por ahí.
Verás que rápido viene la policía, con qué diligencia, con qué eficacia, con qué competencia e incluso con qué escenificación de su actuación ante todo el personal de por allí. En la C/ Serreno o por ahí sí tienen potestad para espantar e incluso detener (si se pone tonto) al que esnife pegamento o trapichee con mierda. Allí sí tienen autoridad y están amparados por la legalidad para llevar a cabo su trabajo.
¿A quién se puede denunciar esto? (Es una pregunta retórica).

jonkar dijo...

Dejé un comentario que aparece recogido en la especialidad de derribo con porra. El asunto es que fui ofendido, golpeado, detenido y humillado por la policía nacional una de esas noches que regresaba a mi casa intentando evitar que me volvieran a robar.
Veo que todo el mundo lee el tatuaje de su ombligo, pero esperaba que alguien se fijara en el piercing del mío.
En fin, que a falta de testigos me hubiera gustado recibir de mis vecinos apoyo y compresión ante la situación que me tocó vivir y que se puede repetir en cualquiera de vosotros cualquier otro día.
Ánimo, hacéis un buen trabajo como asociación.
Jonkar.

Anónimo dijo...

Siento mucho Jonkar lo que te ha pasado, y te voy a contar lo que nos pasó anoche por si te ayuda a dar un sentido a esta locura.

Mi chica y yo vivimos en la parte baja de la C/ Lavapiés. Hace un año sufrió un ataque dentro del portal, en el que fue ahogada y arrastrada hasta el fondo para simplemente robarle el DNI. Ella solo pudo ver la espalda del agresor pero tiene el convencimiento de que fue uno de los camellos habituales más chulos, drogados, agresivos y pandilleros de los que pululan 24 horas por nuestros portales. En un año ella nunca ha vuelto a casa sola por la noche, pero anoche se alargó una cena de trabajo y volvió sola en taxi. Cuando ya estaba entrando por la puerta del portal y el taxi se había ido, notó un aliento inconfundible a disolvente. Se giró y allí estaba encima de ella el camello chulillo de siempre. Tuvo que forcejear con él, ella para cerrar la puerta del portal por fuera y él para poder entrar dentro. Consiguió ella esta vez su propósito, le empezó a reñir y gritar, y mientras él se pensaba lo que ella decía gracias a la confusión inconsciente de la droga, esta vez ella pudo entrar en el portal.

Por la mañana cuando ha bajado al trabajo, ahí estaba él que parece el portero de la parte baja de la calle Lavapiés. No podemos denunciarle porque no la tocó esta vez, sería su palabra contra la de ella, sería como máximo una falta, saldría en poco tiempo ¿y después qué? ¿Qué podemos hacer?

Este tipo (es fácil enterarse de quienes son y de su vida), es el típico ejemplo de lo que muchas veces queremos decir. Está siempre montándola y en algún medio le han mostrado como lider de la banda (no es así aunque solo sea porque son varios los grupos, y no llegan a la categoría de bandas, más bien son redes). Hemos llamado a la policía no se sabe cuántas veces pero suelen estar cuando y donde menos falta hace. El otro día los policías que se quedan últimamente a 200 metros del “chiringuito” nos dijeron que conocen bien dónde está el centro de la actividad delictiva pero que “no son tontos y saben que” si se colocan ahí uniformados, los delincuentes no delinquen, y entonces no pueden apresarles. Literal.

Heredamos métodos franquistas. Al delincuente sobre todo se le debe de observar para “no levantar la liebre”, y entonces para descargar las tensiones y frustraciones la toman con inocentes.

Anónimo dijo...

Ahora resulta que la labor máxima y esencial de la policía consiste en apresar delincuentes. Estupendo.
Estupendo sobre todo si eso es a costa de no garantizar la más mínima tranquilidad de la gente.
He oído argumentos ridículos y escusas de TBO, pero esta ya es de mear y no echar gota.
Vamos, que sabiendo la delicuencia que hay ahí no van por lo menos a disuadirlos y espantarlos, a atosigarlos y a estar de parte de la gente que no delinque.
Increíble.
Leer eso ya me ha puesto de una mala leche tremenda.
No quiero que cunda el pánico, ni crear alarmismo, ni crear paranoias que sólo benefician precisamente a la mala gente que vive de cualquier cosa menos de su trabajo. Tener conciencia de las situaciones, de los modos de actuar, de la realidad, de los matices y de todo lo que pasa y se cuece por cualquier lado; esto es bueno.
Pero no creemos tampoco alarmismos ni envenenemos a la gente, porque repito sólo beneficia a la mala gente.
Saludos.

María dijo...

Al anómimo del día 10 de enero. Estoy contigo en el comentario. Ya me gustaría a mi ver cuanto tarda la "autoridad in-competente" en eliminar el problema en, digamos, el barrio Salamanca. Si este foro realmente funcionase como impulsor de iniciativas que, de verdad, se llevan a cabo, propongo que la
PROXIMA MANIFESTACION LA HAGAMOS LOS VECINOS DE LAVAPIES VESTIDOS DE "COLGAOS" Y EN LA PLAZA DE FELIPE ii, FRENTE AL CORTE INGLÉS. PODMEOS EXTENDER CARTONES, LIAR PORROS, ROMPER UNAS CUANTAS BOTELLAS, ALGUNA MEADITA Y OFRECER COSTO A GRITOS AL QUE LO QUIERA COMPRAR.
Estamos en CARNAVAL, todo vale, no?
QUIEN SE APUESTA CONMIGO A QUE EN MENOS DE 15 MINUTOS NOS HAN BARRIDO????

lasired@hotmail.com dijo...

Para anónimo:
Gracias por la comprensión y por compartir tu caso. El asunto es que, pese a todo, la actitud del delincuente es comprensible. Es un sinvergüenza que se dedica a hacer sinvergüencerías. Para mí el problema de mi asunto es que quienes deben garantizar la seguridad se pueden convertir en un nuevo elemento de inseguridad y, tenlo por seguro, más peligroso que los mismos delincuentes.
No lo pongas en duda. Si tu vas a comisaría y dices que te ha agredido o robado uno de los muchos camellos que pulular por la calle Lavapies, u otras, todos creerán en ti y te considerarán una víctima. Si vas y denuncias a la policía por detención ilegal y agresión nadie cree en tus palabras y además te consideran un criminal. La última vez que me robaron me quitaron por la fuerza 700 euros que llevaba para hacer un pago de la reforma que había iniciado en mi casa. En esta ocasión el juez me pide 660 euros para garantizar que no me escapo de pagar lo que me vayan a pedir. ¿Encuentras diferencias entre unos y otros? Personalmente, no puedo diferenciarlos más allá de que unos llevan uniforme o no, y otros huelen pegamento.
¿Es necesaria tanta presencia policial? Dados los resultados que obtienen tal vez haya que cuestionárselo, pero lo que tengo claro es que si viene policía que no conoce a los vecinos y no sabe diferenciar lo menos que se les puede pedir es que se dirijan a los ciudadanos con un mínimo de educación. Sobre todo si su único delito es regresar de noche a casa.
Saludos. Tal vez nos veamos en la Junta de Distrito.
Jonkar.

Anónimo dijo...

Yo creo que aquí en el barrio de lavapiés lo que haría falta es poner una narcosala para que al menos todos los enfermos por las drogas vayan allí a ponerse sus dosis y no tengan que estar en medio de las calles o lo que es peor, poniéndose las drogas dentro de los portales de los vecinos.
Veo que nadie, que yo haya leído, ha pedido que se ponga una narcosala. Pero seguro que sería una solución muy buena y ya no tendrían escusas para estar colocándose en las calles y comunidades de vecinos.
Las experiencias de narcosalas que hay en otros lugares o ciudades están siendo muy beneficiosas para los propios enfermos por las drogas y para el resto de los vecinos.
A ver qué se puede hacer al respecto de esta narcosala.
Luego, sobre el comentario de Jonkar. Suscribo palabra por palabra tu comentario. Es más que evidente que la policía no va a solucionar este barrio y ni siquiera su porcentaje de participación en esa solución va a ser importante. Además, se corre el riesgo (como tú expones) de que actúen como el bombero apagafuegos con gasolina. Todos sabemos de qué estamos hablando; sus métodos no son tan correctos como son exigibles.
¡¡Narcosala ya!!